Autorretrato Dedicado a Leon Trotsky (Entre las cortinas), 1937 Frida Kahlo

Autorretrato Dedicado a Leon Trotsky (Entre las cortinas) 1937 Frida Kahlo

Esta pintura a veces se conoce como «Entre las cortinas». Es un autorretrato que Frida pintó como regalo para León Trotsky en su cumpleaños. El papel que sostiene dedica el retrato a León: «A León Trotsky, con todo mi amor, dedico este cuadro el 7 de noviembre de 1937. Frida Kahlo en San Ángel, México». El retrato está pintado con colores cálidos y suaves, y Frida se ve hermosa, seductora y segura de sí misma.

Trotsky, un rival político ruso de Stalin, estaba profundamente comprometido con las teorías del marxismo como pensador, escritor, organizador y estratega militar. En 1936, Stalin finalmente persiguió al rival Trotsky al exilio. Al no poder encontrar asilo en otros países, el esposo de Frida, Diego Rivera, persuadió al presidente mexicano Lázaro Cárdenas para que le concediera asilo a Trotsky en México. En enero de 1937, León Trotsky y su esposa, Natalia Sedova, llegaron a México y fueron recibidos por Kahlo. Les dio el uso de la Casa Azul en Coyoacán donde vivieron durante los siguientes dos años. Durante ese tiempo, los Rivera y los Trotsky pasaron mucho tiempo juntos y, a principios del verano de 1937, Frida y León comenzaron una historia de amor secreta. Trotsky se sentía notoriamente atraído por las mujeres bonitas, y Kahlo encontró su estatura en el mundo, y a los ojos de Diego, atractiva. Pero, en poco tiempo, Kahlo se cansó de Trotsky, a quien llamó «el viejo» y la aventura terminó. Después de que su relación terminó en julio, Frida pintó este autorretrato y se lo dio a Trotsky, quien lo colgó en la pared de su estudio. En abril de 1939, los Trotsky se mudaron de la Casa Azul … Trotsky, a pedido de su esposa, dejó el cuadro.

En noviembre de 1938, esta pintura se mostró en la primera exposición individual de Kahlo en la Galería Julien Levy en la ciudad de Nueva York. Se mostró con el título: «Entre las cortinas».

Ir arriba