Dos Mujeres (Retrato de Salvadora y Herminia), 1929 Frida Kahlo

Dos Mujeres (Retrato de Salvadora y Herminia) 1929 Frida Kahlo

Esta cuadro de Frida representa a dos señoras mexicanas nativas. Frida fue influenciada por Diego Rivera luego de casarse, especialmente la fe nativista que compartió con otros artistas e intelectuales mexicanos posrevolucionarios. Ambos sentían obsesión con la danza, el teatro y la música nativa mexicana. Frida es la primera mujer en el arte mexicano en usar el atuendo regional tradicional. Como pareja, además recopilaron cuantiosas artes visuales nativas en formas indígenas. Con esta influencia, su estilo de pintura también cambió. Frida admitió que empezó a pintar cosas que le gustaban a su marido Diego y que a raíz de ello él la admiró y la amó. En esta pintura, Frida estaba siguiendo el paso de Diego Rivera para representar a las señoras indígenas nativas con rostros fuertes e inquietantes que recuerdan al espectador a Mujeres tahitianas de Paul Gauguin. En Dos Mujeres (Salvadora y Herminia), 1929, pintó el fondo con un muro de follaje que nació de su veneración por Henri Rousseau.

Ir arriba