El Camión, 1929 Frida Kahlo

El Camión 1929 Frida Kahlo

Esta pintura, llamada El camión, muestra rotundamente la influencia de Diego Rivera en las actitudes políticas de la artista Frida Kahlo. En esta ilustración, se puede observar a algunas personas sentadas una al lado de la otra en un asiento de madera de un bus destartalado. Estas personas pertenecen a diferentes clases sociales mexicanas. Empezando por la izquierda hay una ama de casa con su cesta para realizar la compra, un hombre con peto azul en su trabajo en general, una madre india descalza amamantando a su bebe, un niño mirando el paisaje de su alrededor, un señor de negocios junto su bolsa de dinero y una niña que se intuye podría ser la propia artista Frida Kahlo. En este bancal, Frida demostró su predilección por los desposeídos. Pintó a la madre india como una Madonna y el gringo de ojos azules es una representación de los capitalistas.

Esta pintura es además una representación del accidente de autobús que sufrió en 1925 y cambió su vida para siempre. La propia Frida admitió que sufrió dos accidentes graves en su vida, uno fue cuando la atropelló un tranvía y el otro fue Diego Rivera. Diego insistió varias veces en que Frida era la mejor pintora de la época. Las criticas de parte de Diego hacia las pinturas de Frida fueron muy importantes para ella, hasta el punto en que parte de su ímpetu por pintar provino de su afán por complacerlo. Segú Diego ella era mejor artista que él, y le encantaba contar la reacción de Pablo Picasso al trabajo de Frida. «Mira esos ojos», se dice que le escribió Picasso a Rivera, «ni tú ni yo somos capaces de realizar nada parecido».

Ir arriba